CUANDO LOS ACCESORIOS EMPEZARON SU CONQUISTA



No he podido resistir la tentación de comenzar con un desfile muy especial antes de hablar del tema de hoy, porque pienso que Dior siempre ha marcado un antes y un después en la mujer, y además, porque vamos a hablar de accesorios y esta firma tenía su regla del vestir en los años 50, os hablaremos después de ello.


La gama de accesorios para la mujer comenzó su crecimiento a finales del siglo XVIII. Poco a poco fueron desapareciendo las sombrillas y abanicos.


Los sombreros se dejaron para ciertas ocasiones, y con la llegada de los años sesenta y el estilo más informal, los accesorios ocuparon su sitio, empezaban a ser necesarios.


Muchos diseñadores se han centrado en zapatos y bolsos, como parte de su firma, así que podemos decir que la década de los ochenta fue muy importante para los accesorios, eran parte del diseño.



Dior tenía una regla fundamental en los años 50, la mujer siempre llevaba bolso, guantes y sombrero. Y hubo un gran fotógrafo que pudo retratarlo, John French.





El sombrero de paja adornado con flores, recordando Italia, con esta combinación tan romántica, o los bolsos de cuero que nos mostraba la firma Louis Vuitton, con detalles bohemios.



Pero no nos olvidemos, que hay algo que nos encanta a las mujeres, no podemos olvidarnos de las botas y sandalias.


En los años 70, podíamos ver los zapatos y sandalias de  plataformas, recordemos que en este año, algunos diseñadores se inspiraron en aquellos años 30, por el colorido y materiales, como las lentejuelas.


Y las botas, he de reconocer, que me pierden, no sé vivir sin ellas. Os dejo unas fotografías donde Isabel Marant, crea un estilo bohemio, como hemos podido ver anteriormente en los bolsos.







No importa cuál sea tu estilo, pero sí debes tener en cuenta, que los complementos son los que marcan la diferencia.


Puedes tener en tu armario un vestido sencillo, y que parezca diferente cada vez que te lo pongas, y todo gracias a ellos.


Cuando nos preguntan por tocados, sombreros, turbantes... muy importante, elige aquel con el que te sientas identificada, porque si no es así, nunca lo harás tuyo, ni será parte de tu estilo.




Espero que os guste el post de hoy y empecemos a valorar aún más cada complemento de nuestro armario.



Hasta el próximo martes.


Susana